Cáñamo

Ingredientes Ecomil

Hoja de cáñamo ecomil

La cultura del cáñamo es muy antigua

Los seres humanos han vendido utilizando el cáñamo desde muchos siglos atrás. Aunque el cáñamo industrial pertenece a la misma especie que la marihuana – El Cannabis Sativa L., el cáñamo industrial sólo contiene cantidades insignificantes de THC, y los productos que se fabrican a partir de él no tienen efectos psicoactivos de ningún tipo cuando se consumen. De hecho, cuando el cáñamo es cultivado para uso alimentario o industrial, la legislación es muy estricta y el nivel de THC no debe superar el 0,2%.

La planta del futuro

Desde hace más de 10 000 años, el cáñamo es fuente de fibras, de alimentos nutritivos y de carburante, además de recurso natural renovable de calidad Premium. Pudiendo considerarla sin dudar, como la planta del futuro.

En primer lugar, hay que destacar que su cultivo es particularmente fácil porque necesita muy poca agua, nada de pesticidas, y se puede cultivar en casi todo el mundo.

En segundo lugar, se pueden aprovechar todas las partes del cáñamo (semillas, tallo, hojas…) y ser utilizadas con el fin de crear un producto alimentario o industrial: Papeles de todo tipo, telas, ropas, materiales de construcción… y por supuesto nuestra famosa bebida de cáñamo Ecomil preparada con la semilla de esta planta.

Las virtudes de las semillas de cáñamo

La semilla de cáñamo es un verdadero “superfood”. La propiedad principal del cáñamo es el ratio entre omega-6/omega-3, siendo de 3/1.  Esta característica única entre los alimentos ofrece una relación ideal entre ambos omegas.

Además, gracias a la presencia de los 8 aminoácidos esenciales, la semilla de cáñamo es una de las mejores fuentes de proteínas vegetales. Entera, lleva sobre un 25 % de proteínas, pelada el nivel supera los 35 %. Creando esta deliciosa bebida de cáñamo muy digestiva y sin gluten ni lactosa, Ecomil  ha aprovechado los beneficios de esta increíble planta.